agosto 03, 2009

El Altar de tu Cuerpo

Aqui estamos otra vez, renunciando a sentir
y el deseo aflora como espinas en nuestros cuerpos
desobedeciendo conciencias, sin medir consecuencias
en la estupidez de un acto efímero, cuando juramos no repetir
Tomamos vino, para validar el momento
inquietas manos se van orientando a territorios escondidos
como naufrágos desesperados buscando tierra
Desafiando el tiempo, para inmortalizar el encuentro
Sin ningún futuro, pero en presente perfecto
Compartimos los recuerdos sin pasado
parecemos ser seres insensibles, sin alma
pero nos duele, su causa y su efecto
Nada más fascinante que sentir en la caricia que subyace al goce
perderse entre danzas de víboras en la unión de los labios
Sentir sabores distintos, dulces y empalagozos
desvaneciendo pudores sin carácter con un sólo roce
Sagrado y profano, encontrar a Dios bajo las sábanas
que mi altar sea tu cuerpo y el mío tu devoción
tapizar con alientos las paredes del recinto
en la unión de los cuerpos, la verdadera comunión.
Deseando estar en el infierno, para consumirnos en la llama maldita
reflejarse en las pupilas hinchadas del contrincante
donde los sentidos luchan por ser protagonistas
irrumpiendo mundos subversivos y condenándonos de por vida.

3 comentarios:

SÍSIFA dijo...

Horizontes de fuego cercarán tu corazón si te acercas a mí
Derribaré mis noches hastiadas de sueños fantasmales
Desterraré los sueños de amor que recorrieron ya todos los infiernos...

Lo escribí hace mucho pero podría ser parte de tu poema, compartimos esa intensidad que quema el silencio y consume en llamas a los que osamos subvertirlo y escribir poesía.
Después de tu grandioso comentario en mi blog, no pude resistir la tentación de venir a visitarte. Y vaya que valió la pena. Un cálido abrazo.

Anónimo dijo...

Lleno de erotismo, cálidez, me gustó, me gusta lo que escribes, una cajita de pandora tu blog. Lucía (miradazul@yahoo.com)

Circe La Hechicera dijo...

Sísifa, me da muchisima alegría tu comentario, además de que tengas la enorme gentileza de hacer tus aportes a mi poema. Admiro tu obra me parece muy auténtica y honesta. Sé que serás una estupenda referencia en mis inquietudes, Gracias por seguirme, y te seguiré siguiendo. besos