septiembre 26, 2010

La Décima Sexta Elección

         Acaba de culminar una jornada electoral más, 16 en total desde 1998, con el mismo presidente, desde referendums, votaciones presidenciales, consultas populares, parlamentarias,  gobernadores y alcaldes, etc, etc. Estoy a la espera de los resultados, como millones de compatriotas; he participado activamente en TODAS, y además de estar como observadora en varios centros de votación donde se puede inferir la tendencia que domina en cualquiera de ellas.
        Hoy me correspondió asistir una en que la tendencia era oficialista, en una zona de clase media baja. Aunque mi tendencia es opositora, mi rol siempre ha sido neutral, porque es mi responsabilidad como observadora, pero como tuve la oportunidad de estar en un lugar desde la primera fila  y ver como surgían los acontecimientos desde la instalación de la mesa, la apertura de las votaciones y la culminación del proceso.
       Y lamentablemente pude comprobrar desde la ese privilegiado lugar, una serie de irregularidades que desde mi modesta labor, poco o nada podía hacer y que si mi actuación hubiese sido más contundente en nada se hubiesen afectado los resultados. En primer lugar   la Coordinadora del Centro de Votación, era la Presidenta del Consejo Comunal, entes creados por el gobierno; los testigos, donde deberían estar representados todas las tendencias, allí sólo exístía una, la del PSUV y algunos parientes directos de la Coordinadora del Centro;  los miembros principales, todos militantes del PSUV; el Representante del Plan República, cuerpo militar encargado de "velar por la integridad del proceso" y los guardianes del proceso, miembros del PSUV, quienes postados en las afueras del centro, llevaban las listas para verificar quienes votaban. Luego de este inventario de personalidades, el proceso adentro,  habían  personas que no sabían leer ni escribir o se enredaban con los tarjetones electrónicos, los "miembros" se ofrecían a ayudar a votar, pero no como decía el reglamento, era prácticamente que tocaban el tarjetón con ellos.
      Mi presencia se convertía más o menos a objeto decorativo, pues a pesar de mis señalamientos, buscaban la forma de cómo salir airosos por la tangente y yo puedo ser muy macha pero ellos eran muchos y quedaba una larga jornada, de toma y dame, y no había que ser una pitonisa para conocer desde muy temprano cual sería el resultado. 
     No sólo cuestiono ése proceso, sino la ausencia de los  miembros de la oposición para hacer el balance necesario, velar por un proceso más transparente, sino que todo allí de alguna manera invitaba a que los votos serían inducidos hasta por las miradas de los miembros de mesa. Al final en la auditoría, todos, celebraban con vítores, el triunfo del presidente del PSUV.Se supone que en el centro no debe practicarse el proselitismo político.
   Cabe destacar, que son muy solidarios, me trataron muy bien, con respeto y yo hacia ellos tambien, pero tambien me sentí intimidada, sobre todo cada vez que osaba en hacer mis apreciaciones, por no ser coherente con los reglamentos de votación.
    Lo que me da más tristeza, es que no hemos terminado unas elecciones cuando ya entramos en otra, son tantas cosas que se afectan, empezando por todos los niños que pierden clases, que jamás recuperan, porque los centros de votación son institutos educativos; la gente que se ausenta de sus trabajos por participar en estos procesos; los entes públicos que se paralizan porque están en "campaña"; la friolera de millones de bolívares que se dilapidan por gastos electorales; la publicidad que ensucia y contamina nuestra ciudad, tapizándolas de escremento político por todas partes, generando no sólo un sucio y mal aspecto, sino una contaminación innecesarias; la movilización de miles de personas para abultar marchas y mitínes en todas partes del país.
   Si todo ese dinero se inviertiera en hospitales, en salud, en seguridad, en educación, seríamos un pais casi del primer mundo, pero no, somos un país adinerado pero inculto, lleno de pobreza e ignorancia, y ésta gente, que vive casi de la esperanza, esperando las limosnas del proceso. 

Es la una de la mañana del lunes y no hay aún resultados. Que eficiencia 

3 comentarios:

Rodrigo Malaventura dijo...

Nada puedo explicar a Vuestra Merced que no sepáis de antemano,... la libertad es una necesidad y un derecho, pero conseguirla, puede resultar difcil e incluso peligroso.

Recibid mi abrazo solidario,... no dudo que el pueblo venezolano tiene la fuerza suficiente para conquistar su parcela de libertad,... y que Vuestra Merced merece.

Gestos preocupados variados.

Cornelivs dijo...

Te he leido con muchisima atención, amiga.

No soy quien para opinar sobre la politica de un pais que no es el mio.

Lo unico que te puedo decir es que os deseo, de todo corazón, toda la democracia y transpariencia, y en definitiva, toda la suerte, del mundo...!

Un enorme abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

La Democracia, en larinoamèrica, està dando sus primeros pasos. Y no es raro que haya desviaciones.

Es mi deseo que todo el mundo pueda expresarse.

suerte para Venezuela.

un abrazo.