octubre 20, 2010

Anita, hijita mía...

Arriba hijita, que tu tristeza la quiero cargar yo para que no sufras, no puedo salvarte del mundo que a veces es inexplicableamente cruel. Yo pensé, dentro de mi corazón de madre, que cambiarte de colegio iba a ser una gran aventura,  algo nuevo y hermoso, tambien algo desconocido. Pero no sé en que he fallado, para que puedas enfrentar los cambios a tu tierna edad, sin  que te despojes de tu inocencia, tu alegría, tu espontaneidad....
Sé que esto es una transición, para ti, para todos los que te queremos, tu pequeño mundo, está ahora desbordado, deseo que pronto pases esta tormentica que ahora te agobia y que recuperes esa energía, las ganas de ir con ilusión a tu salita de clases. Sé que en tu antiguo colegio,era parte de tu gran mundo, tus maes, tu Pedro, tu Isabella, Karina, Sabrina, Paola, Naty, María y otros más ya no están contigo, pero ahora tendrás otros universos que formarán parte de ti.
La tristeza me consume, la impotencia me domina, ni mis palabras, ni mi amor más grande te consuela, pero pido a Dios, que te dé la fortaleza para que sigas conquistando el mundo, que es todo tuyo y a mi la sabiduría para enfrentar contigo estos nuevos retos.

Te amo

Tu mamá

2 comentarios:

Rodrigo Malaventura dijo...

No sé que decir, mi Señora,... de hecho, nada puedo decir,... pero os dejo esta canción.

Esos locos bajitos

No dudo de Vuestro coraje, mi Señora,... ni de Vuestro celo y dedicación,... así conquistaréis el mundo,... y la felicidad de Vuestra hija.

Rossina dijo...

POOR ELLA, EXTRAÑA A TODOS ESOS COMPAÑERITOS. ¿POR QUE EL CAMBIO?