septiembre 06, 2009

Los años dorados

Los que en realidad aman la vida son aquellos que están envejeciendo. Sófocles (495AC-406AC) Poeta trágico griego.
Todos deseamos llegar a viejos; y todos negamos que hemos llegado.Francisco de Quevedo (1580-1645) Escritor español.
La vejez es mala porque priva al hombre de todos los placeres dejándole los apetitos. Giacomo Leopardi (1798-1837) Poeta y erudito italiano.
Muchas personas no cumplen los ochenta porque intentan durante demasiado tiempo quedarse en los cuarenta. Salvador Dalí (1904-1989) Pintor y escultor español
Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario.Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo Alemán
Cuantos de nosotros no pensamos en el camino que nos conducen hacia los años dorados, llamados así por unos que quieren ver con gentileza una realidad que para muchos nos es tal. Gente grande, ancianos, longevos, personas mayores, o simplemente, viejos, cuantas maneras existen para denominar esa época de nuestra vida donde muchos queremos llegar, pero no sabemos, como nos van a tratar la vida en esa instancia. La vejez, así a secas, es una etapa agridulce, donde se rebosa de la experiencia, el conocimiento, la sabiduría, la acumulación de las circunstancias que fuimos sembrando a lo largo de nuestra vida, buenas y malas.
Cuando mirar al espejo es un acto de osadía, donde aparecen los surcos en nuestra piel, el cabello blanco, las carnes flojas, con una mente lúcida, pero con un cuerpo que a veces se limita en tantas cosas que se quieren hacer. En los actuales momentos, donde ha crecido la expectativa de vida, donde es normal tener 70,80, 90 y 100 años, frente a el culto de un físico fresco, lozano, firme, con unos cánones de belleza a veces imaginarios gracias al photoshop, las cirugías plásticas, la tiranía de las modas, la superficiabilidad de la apariencia, es la imagen más vendida, lo más expuesto y donde muchos, se frustran, ante el paso indetenible de los años.
En que momento de nuestra vida, de la historia contemporánea, lo efímero de la juventud, pasa a ser, lo más determinante? Dejando a un lado, aspectos más importantes, como los valores, los principios, el conocimiento, la solidaridad, la riqueza, el afecto, la humildad que puede aportar un ser humano que ha recorrido un camino en la vida y sobre el legado que puede dejar a sus descendientes.
Mucha gente mayor, se siente fuera del contexto en su grupo familiar, social, laboral, porque pasa a ser un ser atendido, si, cuidado, también, como una reliquia muy querida que se le da mantenimiento para que no se deteriore, pero lo que necesita es ser escuchado, validado, donde su experiencia necesita ser transferida a sus seres más queridos, aislados en sus recuerdos y nostalgias, en sus conocidos que han partido o están enfermos, extraviados en la tecnología de los nuevos tiempos, en la ausencia de la personalidad forjada, en la jubilación de rigorl cuando todavía eres productivo.
Ni hablar de la ancianidad de los pobres, ésa es la más cruel, su mirada llena de tristeza, desesperanza, buscando entre la basura algo que les dé para comer, viviendo de la caridad para vestirse, quizás la higiene sea un acto suntuoso de tener un jabón y una pasta dental, donde su dignidad ha sido ofendida, su soledad de afectos, su cuerpo cansado, aquejado por las dolencias propias de la edad, ante la mirada indiferente de la sociedad y de las políticas sociales, acompañados del recuerdo de una vida próspera y un presente lleno de incertidumbres y con la promesa de que la muerte pueda acallar un corazón angustiado.
La problemática en la actualidad, dicho por la OIT y PNUD, es precisamente eso, el aumento de la expectativa de vida, porque hasta para el estado es una carga, tener que pagar pensiones por años y años, cuando en el otro siglo, la gente fallecía antes de los 65. Quizás el mundo, no está preparado para asumir tales compromisos, y a toda luz, es una consecuencia, no un problema, no sea ha creado los programas suficientes, ni las soluciones más viables, por atender tambien los problemas creados por los humanos en la anarquía de nuestro planeta: guerras, corrupción, hambre, miseria, violencia, niñez abandonada, esclavitud, prostitución, refugiados, etc.,etc.,etc...
En este sentido, también se incluye las tensiones familiares que se originan por cuidar a las personas de estas edades que a veces no pueden valerse por sí solas, y que no tienen recursos, porque la rutina diaria, a veces es muy salvaje y no permite ocuparnos de nuestros mayores como se merecen y como ellos reclaman, al decir, lo que resignaron por atendernos, además de imponernos insensiblemente a lo que es nuestro parecer, sin respetarles sus propias decisiones. Es así la ley de la vida? Ellos también pasan a ser personas muy vulnerables, como los niños, pero, que hacemos con su sentir y su conciencia.
Me quedo con las mismas inquietudes, no tengo que aportar para hacer este de este tema, más que una toma de conciencia, pero eso no es suficiente.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Prima, tu siempre tan solidaria. Ya vi que estabas en una jornada con los abuelitos, ojalá mucha gente se entusiasme como tu. Me gusta mucho lo que pones por acá, y esos poemas maravillosos que no sé de donde te brotan. Llamame cuando necesites ayuda para tu voluntariado. Te adoro!, besos, Anita
PD Mira a ver si pones la letra mas grande, que estoy cegatona

J.M. Ojeda dijo...

(El Abuelo no es viejo, solo es el abuelo.)

Un articulo realmente, critico con la realidad.
Fría, promesa de vida…
Tristeza… Apariencia… Infelicidad… Desamor.

Saludos de J.M. Ojeda

decodificador dijo...

me parecieron muy buenas palabras, un gran llamado a la conciencia de que hay mas mundo afuera y que somos tan responsable de él, ocmo él es de nosotros.
En mi opinion el problema radica en el indibidualismo generalisado que un sistema ha impuesto, donde primero hay que rascarce por las tuyas y luego a ver si alcanzan los demás. Estamos tan preocupados que no nos damos ni cuenta de lo que hay en nuestro alrededor, y solo cuando llegamos a viejos nos damos cuenta de todo lo que dejamos pasar y que lo que en verdad importaba nunca lo tom,amos en cuenta.

Me agrado mucho tu blog, son criticas muy buenas y tus poemas son muy lindos.
Que estes bien
saludos!

Claudia Luisa Debelius dijo...

Muy Bueno!
Una realidad fría y contundente,es fantástico leerte,impresionante,real y por desgracia somos muchos los que nos quedamos como estábamos,y eso no es nunca suficiente.....
Un beso.

Circe La Hechicera dijo...

Decodificador: Bienvenida y Gracias por tus amables palabras y que compartas la visión del tema que expuse, hay que despojarnos del egoismo, abrirnos a la solidaridad, consideración y al afecto. Al final, despues de la muerte, este es el camino más seguro. Un Abrazo