octubre 13, 2009

Día de la Resistencia Indígena o Día de la Raza

Hace un día conmemoramos un aniversario más, de la fecha que resalto en el título de esta entrada, pero al calor del momento, mi mente aún se debate entre lo implantado en mi conocimiento y en lo que le imparten ahora a mi hija de casi 5 años, cuyos maestros aún no saben cual es la manera más correcta de transferir el significado de esta fecha, por los caprichos de mi Presidente.
Hago un poco de historia... "El 3 de agosto de 1498 Cristóbal Colón descubrió la tierra firme venezolana, por la costa de Paria, a la que llamó “Tierra de Gracia”. Era su tercer viaje, en el que utilizó para llegar hasta aquí tres carabelas: Castilla, Correo y Vachina o Vaquiña. A la altura del delta del Orinoco observó un gran río que le impresionó. Colón escribió en su Diario de a bordo, que sintió aquel inmenso mar de agua dulce “...con un rugir muy grande...que hoy en día tengo miedo en el cuerpo...”. Se trataba, indudablemente, del río Orinoco. Colón encontró indígenas sumamente pacíficos que, en un principio, recibieron a los europeos con muestras de simpatía. Pero fue Alonso de Ojeda quien por primera vez exploró los contornos de Venezuela y descubrió el lago de Maracaibo el 24 de agosto de 1499. Con Ojeda iban Américo Vespucio, Juan de la Cosa y el geógrafo Martín Fernández de Enciso. Se ha dicho repetidas veces que Américo Vespucio, italiano, asoció los palafitos del lago de Maracaibo con las casas sobre el agua en Venecia, y por eso llamó Venezuela (“pequeña Venecia”) al territorio. En cambio, Fernández de Enciso, testigo presencial del descubrimiento, en su obra Summa de Geografía, publicada en 1519, explica: “...cerca de la tierra está una piedra grande que es llana encima della. Y encima della está un lugar o casas de indios que se llama Veneciuela...”. De esta manera, el nombre de Venezuela es autóctono y no un diminutivo veneciano."

A Rodrigo de Triana, se le atribuye la primera visión después de dos meses en altamar de las tierras del nuevo continente, con su "Tierra a la Vista " el 12 de octubre de 1.492, fué el cambio definitivo para los habitantes originarios de este lado del charco, y eso que Colón pensó que había llegado a la India, nada, que le falló la brujúla.

Quieráse o no, así ha sido la historia, lo que ocurrió posterior a este hecho, forma parte de nuestra cultura nos guste o no, y han pasado más de 500 años después de estos acontecimientos.
Fuimos descubiertos o fuimos conquistados?, han sido las dos cosas, una tras la otra, y obviamente, fué la lucha del fuerte sobre el débil, la imposición y trasposición de unas costumbres, culturas a través de la violencia, hubo injusticias, derramamiento de sangre, esclavitud, salvajismo, etc., pero también se recibió todo un legado cultural, de innovación, de avances, religión, expresiones de todo tipo no sólo de Europa sino tambien de Oriente, sin querer Colón hizo un acto insólito, la unión de dos mundos.

Ahora bien, expuesto estos hechos de un modo tan telegráfico, quizás con algunos errores, muchos en mi país tenemos la inquietud, de que por qué ahora, en un mundo tan conflictivo, por qué hay que ver en restrospectiva y no en perspectiva, el sufrimiento y el martirio de nuestros hermanos indígenas, después de la Colonia, vino la Independencia y el nacimiento de la República, acaso la historia no siguió el curso natural de los acontecimientos propios de la época y sus protagonistas?

No es mejor reinvindicar el derecho de las comunidades indígenas, en el respeto a su identidad, en la promoción de su cultura, en la inversión en salud, prevención de enfermedades, infraestructura, educación, respetarles su ecosistema, prodigarles calidad de vida, en vez de ponerlos 1 sólo día de los 364 restantes al tapete en un mísero acto cultural? Creando y manteniendo resentimientos en un proceso político bipolar. Cuántos indigenas deambulan con su pobreza, mendigando por las calles? Y sus defensores han llegado a las zonas más reconditas ofreciendóles espejitos por votos?. Nuestra Carta Magna consagra sus derechos, pero en la realidad, es letra muerta. La verdadera justicia está en la legitimación de sus derechos y el Estado velar por su condición de ciudadanos.

La historia es historia, respeto la postura de otros que no piensan como yo, prefiero decirle a mi hija, que el Día de la Raza, Día de América, de la Hispanidad, una fecha para festejar la unión de varios paises donde compartimos diferentes culturas, no puedo taparle los ojitos cuando ve a los niños indìgenas en la calle y preguntando por qué no van a la escuela, ella cuando crezca sacará sus propias conclusiones.

6 comentarios:

Antonio dijo...

Querida amiga Circe, aprovecho para contarte una anécdota. Hace algún tiempo anduve estudiando los temas de la inmigración en España, entendiéndolos como una circunstancia y no como un problema. Un argentino se me enfrentó un día diciéndome que mis antepasados habían hecho barbaridades en América, intentando dejarme acomplejado. Anduve por unos momentos indeciso y reflexivo, pero entendí, y así se lo dije, que mis antepasados nunca salieron de España, pero que los suyos sí. Se instalaron en su país y, en plan criollo, se hicieron con el control de las tierras y las propiedades, con la explotación de los indígenas y fueron los que definieron el futuro de su país, los que potenciaron la independencia para conseguir o seguir con sus privilegios.
Se sigue achacando a España todos los males, pero me da la sensación de que no se ha hecho un examen de conciencia adecuado que permita una catarsis liberadora de culpas y la orientación de políticas futuristas sin ambages. El pasado solo sirve para orientar el futuro con menos errores. Los pueblos son los pueblos y los gobiernos andan por otros lares.
Un abrazo al amparo de nuestro idioma común…

Cornelivs dijo...

Abonemos y cuidemos lo que nos une.

Olvidemos lo que nos separa.

Me gusta la confraternización de este puñado de paises hermanos.

Besos, amiga.

Anónimo dijo...

A mi me parece que tu presidente ha hecho algo muy bueno, al nombrar el dia de la resistencia indigena.
Todos los indigenas del continente pasaron terribles atrocidades de conquistadores ignorantes y llenos de ambición.
Que pasó en mexico con la cultura azteca tan desarrollada vinieron los inmigrantes al mando de Hernan Cortes a acabar con toda una civilizacion. No se puede olvidar el pasado. Toda historia tiene dos versiones la de los conquistados y la de los conquistadores. Saludos

Circe La Hechicera dijo...

Querido Antonio, comparto tu opinión, son las circunstancias las que van dando forma a los acontecimientos. El pasado ya está escrito y es historia, no se puede cambiar lo que sucedió, por eso me molesta los desgastes estériles en hacer ver las cosas como si estuvieran ocurriendo en este momento. Seguir endosando culpas a la Madre Patria, a estas alturas de la vida es una cortina de humo que impide tomar las verdaderas decisiones. Seguimos compartiendo y departiendo en nuestro querido castellano. Besos!!

Pablo, amigo, sigamos el camino, cultivando y protegiendo todo aquello que es común a nuestras culturas. Absolutamente nada nos separa, sólo el charco, por un capricho de la distancia. Besos!!!

Amigo Anónimo, entiendo tu posición, las cosas impuestas a la fuerza y con violencia siempre es un hecho reprochable, pero México es grande, con su herencia azteca y maya, fuerte y guerrera, con su gran arraigo que desafortunadamente no tenemos los venezolanos. También se enriqueció con los aportes de otras culturas. Respeto tu opinión, pero tengo diferencias contigo. Muchas gracias por tu opinión. Saludos!!!

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada Circe:

Estoy con Antonio y Cornelivs y, por supuesto, contigo.

Te felicito.

Un abrazo,
Cris.

Circe La Hechicera dijo...

Cris, bienvenida!!! muy conocida mundialmente, por el soneto que te dedicó Antonio, gracias por sumarte a nuestra opinión, de fomentar y mantener este encuentro fascinante de nuestras culturas para dejarle nuestra herencia hispana a nuestros descendientes. Un beso!!