mayo 05, 2011

Sin titulo

Con tus manos abiertas,
me muestras el corazón
que palpita y enciende
mis sentimientos.

Con tus brazos abiertos,
me enseñas tus alas
para volar contigo
hacia mi paz y sociego

Con tus ojos abiertos,
me invitas a ver el paraiso
que llevas y existe
en tus pensamientos

Con tus labios abiertos,
me ofreces el néctar
dulce y fecundo
de tus palabras

Con tu alma abierta,
me llevas al viaje eterno
de universos maravillosos
que brinda tu existencia.



1 comentario:

~ Rodrigo Malaventura ~ dijo...

Me quedo, pues, con la mente abierta, mi Señora, para recibir Vuestros abiertos versos.

Gestos abiertos variados.