agosto 17, 2009

Torpeza

Sin redes voy cayendo, al abismo de mi nostalgia
esa que aparece de pronto como un trueno
entrando fulminante en mi alma
que consume cualquier rastro de alegría
la que retira cualquier vestigio de esperanza.

Las lágrimas hacen su magistral aparición
y su recorrido va quemando mi rostro
llegan hasta mi boca como un veneno
y sin querer hace revivir un intenso beso
seco con mi lengua, tus recuerdos
quizás pensando que con eso limpio
mi ansiedad de tenerte cerca
el deseo de que estés conmigo.

Este instante se hace tan eterno
mi soledad hace demasiado ruido
en mal momento has aparecido
y que mayor respuesta que este silencio
para darme cuenta de lo que he vivido.

La ciudad me cuenta la otra historia
insolente, ilegítima, en blanco y negro
la que no existe en mi pensamiento
pero está ahí, implícita en su memoria
rica en temores, vacía en sentimiento.

Me duele tocar el piso, testigo de nuestras risas
el te quiero solapado entre las piedras
sigo leyendo tus cartas, donde había vida
ahora son tumbas de letras muertas
ha sido un descuido mío, torpe e instintivo
no haber borrado todas tus huellas
ya no quiero más revivirte
ni en mi piel, ni mi mente, ni en el corazón
ya no quiero escribir más versos tristes


(Fotografía: Flores/ Kike Rico ericofotografía.blogspot.com)

4 comentarios:

Cornelivs dijo...

Devuelvo tu amable visita a mi blog mi blog para agradecerte sinceramente tu visita y el amable comentario alli dejado.

Te sigo, y te leere con frecuencia.

Un cordial saludo...!

Circe La Hechicera dijo...

Que bonito gesto, Cornelivs, tu visita, siempre bienvenido. He seguido tu blog y me ha encantado, gracias por querer acompañarme en mis arrebatos de nóvel (y no Nobel) bloguera. Saludos!!

ichokozak dijo...

Gracias por pasarte por mi blog y dejar tu huella. Aunque "Torpeza",sean versos,aparentemente tristes,como dices, son lindos y da gusto leerlos.
un beso

Circe La Hechicera dijo...

Gracias Jaime, por animarte a visitarme y que te haya gustado algo de lo que escribo. Me gusta como fusionas el verso con tus otras inquietudes, excelente, nos seguiremos viendo. Un abrazo