octubre 02, 2009

Sin Título

Y de tu mano que llegó a la mía,
acortando distancias, alargando caricias,
íntimo alegato que quiso justificar,
las pasiones huérfanas de amor.

De los besos insípidos mojados de aire,
devotos compañeros de este encierro,
ahora viven escondidos en mi boca,
esperando el momento del gran descubrimiento.

Tu imagen se difumina, como acuarela envejecida,
matizando despojos, enarbolando tus manías,
quisiera tener una pésima memoria,
para poder ver retratos sin tu imagen.

El sol tuvo miedo de despertar, cuando llegó mi amanecer,
y en su ansiedad el tiempo se vuelve dulce.
Te nombro y es afirmar que estás ausente.
Quererte, es saber que no existes

(serigrafía de oswaldo guayasamín artista ecuatoriano)

11 comentarios:

Antonio dijo...

Las pasiones huérfanas de amor que llevan los instintos...
Un abrazo y buen fin de semana

Cornelivs dijo...

Besos..! Y feliz fin de semana.

Circe La Hechicera dijo...

En mis palabras desordenadas, trato de decifrar mi sentimiento de madre. Mi primer hijo, al momento de nacer no pudo ver la luz de la vida. Es un sentimiento indescriptible, pero que al final aprendes a vivir con él, con su ausencia. El amor de madre, nunca muere aunque el objeto del afecto ya no exista.

Gracias amigos míos por sus buenos deseos y se los retribuyo, que tengan un bonito fin de semana!.

Paco Bailac dijo...

Hola....
Coincidiremos en el futuro..
Te dejo un saludo

pacobailacoach.blogspot.com

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Circe la hechicera!
Un escrito, con demasiado sentimiento, oculto.
Una realidad, en el aire y no querida.
Imagen viva y cegadora.
Quererte…
Quererte es palabra querida, deseada.
¡Quiere…!

Saludos de J.M. Ojeda

Antonio dijo...

Hola Circe. Fui yo quien no supo entender el sentido de madre que pusiste en tus versos.
Me solidarizo con ese sentimiento desde la paternidad.
Un beso

Circe La Hechicera dijo...

Gracias José Manuel, por tus palabras, si es un sentimiento más que oculto, que se reprime, pero aflora, porque imposible contenerlo. Un abrazo

Querido Antonio, fuí yo quien no aclaró al principio, ni pensaba hacerlo, pero despues me di cuenta, que existen sentimientos que deben seguir su curso cuando la necesidad se impone. Además, lo grande de las palabras, es que son libres y cada quien hace su interpretación. Un beso!

Circe La Hechicera dijo...

Hola Paco, bienvenido, gracias por tu saludo... coincidiremos!!

Alatriste dijo...

Todo lo que sirva para acortar distancias, debemos tenerlo en cuenta. Un beso fuerte, niña.

Circe La Hechicera dijo...

Ramón, siempre dulce, en el corazón nunca hay distancias, presencias aún en las ausencias. Besitos...

Rochitas dijo...

UD lo dijo amiga, lo grande de las palabras, es que son libres y cada quien hace su interpretación.
Felicitaciones por haber encontrado las justas para expresar sentimientos tan genuinos.